Verano, una oportunidad para aprender

3 Agosto 2017

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno de carácter neurobiológico que se inicia en la infancia y que implica un patrón de falta de atención, hiperactividad y/o impulsividad.

El verano es tiempo de descanso, no obstante en niños con esta patología los cambios de hábitos pueden suponer un momento de dificultad y provocar un empeoramiento de los síntomas. Durante esta época del año es fundamental estructurar el tiempo para evitar perder la organización de horarios adquirida.

Los niños con TDAH suelen tener un carácter impulsivo, por lo que es necesario que aprendan a seguir órdenes y la mejor forma para conseguirlo es a través de actividades. El juego es una buena vía de aprendizaje ya que con él se logra trabajar aspectos como la memoria, la atención y la aceptación de normas.

Los campamentos de verano pueden ser una opción interesante. Además, algunas asociaciones y fundaciones disponen de opciones especialmente dirigidas a estos niños con un toque distintivo como las actividades y talleres dirigidos a enseñarles a lidiar con el trastorno, a la vez que les permiten desplegar todo su potencial creativo.

Los campus deportivos, por ejemplo, pueden ayudar a potenciar el proceso de socialización, reforzar las habilidades sociales y organizativas de los niños, además de mejorar aspectos como el autocontrol y la planificación.

También se puede optar por dinámicas centradas en el refuerzo académico, el aprendizaje de un nuevo idioma, actividades artísticas o musicales. Se les debe ofrecer actividades donde ellos puedan participar y donde puedan aprender a seguir órdenes.

En conclusión, debemos aceptar que durante el periodo estival nuestro hijo puede estar un poco más alterado por los cambios en su rutina diaria que se produce así como por la disminución de la exigencia que implican las clases. Entender que es una situación pasajera, frecuente y que llevando a cabo unos pequeños consejos podemos conseguir manejarlo es fundamental. Mantenernos seguros, tener paciencia, ser positivos, regular nuestra propias emociones y gestionar y anticipar bien las situaciones os ayudará a disfrutar de vuestras vacaciones en familia más que merecidas.

El verano es la mejor época para que los niños con TDAH o sin él, continúen aprendiendo, refuercen sus habilidades y comiencen el nuevo curso más preparados.

 

NeuroMadrid NeuroMadrid

Somos un instituto de rehabilitación neurológica en funcionamiento desde el año 2004 que hemos ampliado nuestra oferta a numerosas patologías con la incorporación de nuevos especialistas y tecnología de vanguardia, como la estimulación magnética transcraneal, la estimulación eléctrica funcional avanzada, la robótica, y la realidad virtual.

Ver todos los post de NeuroMadrid

Cuéntanos tu opinión