Enfermedad de Parkinson, un año de avances

8 enero 2018

Actualmente, la enfermedad de Parkinson afecta a 300.000 personas en España y cada año se diagnostica un nuevo caso por cada 10.000 habitantes, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Se trata de un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva provocando una pérdida de las neuronas que segregan la dopamina que hace que el control del movimiento se vea alterado, dando lugar a temblores de reposo, rigidez y lentitud en los movimientos y alteraciones en la postura y el equilibrio. Es la segunda patología neurodegenerativa con mayor prevalencia del mundo, tras la demencia tipo Alzheimer. La mayor incidencia de la enfermedad se da en pacientes de entre 70 y 79 años, pero según datos de la SEN cada año se detectan 1.500 nuevos casos en pacientes menores de 45 años.

El 90% de los casos de enfermedad de Parkinson ocurren de forma esporádica, es decir, no se deben a una alteración genética concreta. Aunque se estima que entre el 15% y 25% de los pacientes que la desarrollan tienen casos previos en familiares. Debido a su prevalencia y al progresivo envejecimiento de la población española, se calcula que el número de afectados se duplicará en 20 años y en 2050 se verá triplicado.

Desde diferentes instituciones y laboratorios se está trabajando de forma permanente para mejorar la calidad de vida de los pacientes.  La rápida detección de los síntomas es clave para lograr actuar cuanto antes en la enfermedad. Un equipo de investigadores de Manchester (Reino Unido) ha descubierto una serie de moléculas que se desarrollan en la piel de los pacientes con EP, y que podrían servir como herramienta para un diagnóstico precoz de la patología, si bien esta teoría se encuentra todavía en investigación.

Asimismo, desde la Universidad de Columbia en Nueva York (EEUU) se ha desarrollado un sistema de asistencia pélvica atada (TPAD) que permite mejorar la estabilidad de los enfermos de Parkinson mientras caminan. Las caídas en pacientes de avanzada edad se producen en el doble de ocasiones que en otros pacientes, lo que puede provocar lesiones o fracturas. El TPAD es un robot que a través de unas fuerzas multidireccionales aplicadas en la pelvis de los pacientes, tiene el objetivo de aumentar la estabilidad de alteraciones posturales inesperadas que se producen al caminar.

Neuromadrid pone a disposición de los pacientes un equipo altamente cualificado y de los mejores equipos tecnológicos para la detección de los síntomas y para la mejora de la calidad de vida de estos enfermos.

NeuroMadrid NeuroMadrid

Somos un instituto de rehabilitación neurológica en funcionamiento desde el año 2004 que hemos ampliado nuestra oferta a numerosas patologías con la incorporación de nuevos especialistas y tecnología de vanguardia, como la estimulación magnética transcraneal, la estimulación eléctrica funcional avanzada, la robótica, y la realidad virtual.

Ver todos los post de NeuroMadrid

Cuéntanos tu opinión